La campaña de Le Pen, ensombrecida por la renuncia de su presidente interino, un negacionista del Holocausto

Telam- La campaña presidencial de la candidata ultraderechista a la Presidencia de Francia, Marine Le Pen, se vio ensombrecida por la renuncia del titular interino de su partido, Jean Francois Jalkh, luego de que la prensa publicara declaraciones en las que negaba el Holocausto.

El hecho no impidió, sin embargo, que el soberanista Nicolas Dupont-Aignant, quien quedó sexto con 4,7% de los votos en la primera vuelta de las presidenciales francesas, anunciara hoy su apoyo a la candidatura de Le Pen para la segunda vuelta del 7 de mayo.

“Hablamos mucho esta semana (con Le Pen), me tomé mi tiempo. Firmamos un acuerdo de gobierno con una evolución de su programa, con aclaraciones y ajustes de mi programa”, señaló el presidente del partido Arriba Francia al canal de televisión France 2.

El ex candidato soberanista, que hasta ahora había rechazado una alianza con Le Pen por el “extremismo” de su partido, dijo que la ultraderechista no era de “extrema derecha” y acusó al candidato liberal Emmanuel Macron de ser peor que el actual presidente socialista, Francois Hollande.

“Todos los que fracasaron en Francia desde hace 30 años están ahora con Emmanuel Macron”, sentenció.

En cuanto a la interna del FN, Jalkh, miembro del partido desde 1974, asumió el lunes pasado la presidencia de la fuerza, al decidir Le Pen concentrar sus esfuerzos en la campaña en busca de ampliar la base electoral con vistas a la segunda vuelta.

En 2005, la revista Le Temps de Savoirs publicó unas declaraciones de Jalkh, en las que cuestionaba el uso del gas Zyklon B en las cámaras de gas nazis. Esas declaraciones fueron difundidas nuevamente por los medios esta semana al conocerse su designación.

El impacto de sus conceptos impulsó que fuera relevado hoy por el alcalde de la localidad norteña de Hénin-Beaumont, Steeve Briois, considerado una de las personas más cercanas a la líder ultraderechista.

A principios de mes, fue la propia Le Pen quien se vio envuelta en la polémica, al afirmar que Francia no fue responsable de las detenciones y deportaciones de judíos durante la ocupación nazi en 1942, dado que, en su opinión, el régimen colaboracionista de Vichy no representaba al país.

Las declaraciones negacionistas han sido recurrentes en la formación y tienen a uno de sus principales protagonistas en la figura de su cofundador, Jean-Marie Le Pen, el padre de la ahora candidata al Elíseo.

No obstante, Le Pen intentó dejar de lado hoy toda ambigüedad con respecto a la postura de su partido sobre la ocupación nazi.

“La voluntad de querer dejar pensar que habría complacencias al respecto es cuanto menos preocupante. Que todo esté claro. (…) En la dirección del FN no hay nadie que defienda esas tesis”, dijo hoy Le Pen en la cadena BFM TV.

Además, Le Pen declaró que aborrece a los negacionistas del Holocausto judío a manos de los nazis y señaló que ya en 2015 había expulsado a su propio padre del FN debido a su reiterada minimización del Holocausto nazi.

En su voluntad de atacar a la “oligarquía” de las “finanzas arrogantes”, Le Pen cuestionó también al ídolo futbolístico de los franceses, el ex mundialista -y hoy entrenador del Real Madrid español- Zinedine Zidane, quien se había pronunciado en su contra.

“Con lo que gana, no me extraña”, señaló Le Pen en una entrevista al canal BFM-TV al ser interrogada por el apoyo explícito del franco-argelino “Zizou” a Macron.

“Supongo que Zidedine Zidane tiene bastante capital financiero; por eso le interesa que gane Macron las elecciones y guardar la riqueza que ha obtenido gracias a su talento”, afirmó la candidata ultraderechista, para quien Zidane sabe mucho de fútbol, pero no de política.

Zidane explicó que él está “en las antípodas” de las “todas esas ideas” del Frente Nacional (FN), que “hay que evitarlas al máximo” y que “los extremos nunca son buenos”, detalló la agencia de noticias EFE.

El 1 de Mayo, en lugar de sumarse a la tradicional movilización anual del FN en el centro de París en recuerdo de Juana de Arco, contra la conmemoración obrera de ese día, la candidata de la extrema derecha asistirá a un acto de sus partidarios en la localidad suburbana de Villepinte.

Villepinte es una comuna muy próxima a los barrios de clase trabajadora del nordeste del conurbano parisino, a cuyos residentes Le Pen desea seducir.

%d bloggers like this: